INSECTOS DE MADERA - - MANTIX2017septiembre

D.F. y zona metropolitana
5318-1907
Interior de la republica
018003 626849
018003 MANTIX
Vaya al Contenido

Menu Principal:

INSECTOS DE MADERA

BIBLIOTECA



Carcoma del Polvo
Lyctus brunneus






Escarabajo del reloj de la muerte
Xestobium rufovillosum





Carcoma común
Anobium punctatum





Taladro de Madera
Hylotrupes bajulus




Carcomas

Las carcomas son el nombre común que reciben las larvas de varias especies de coleópteros que perforan madera (vigas, muebles, artesonados, etc.), en la que construyen galerías y a la cual dañan. En un sentido estricto, el término carcoma está reservado a los miembros de la familia Anobiidae, pero suele aplicarse a especies de otras varias familias (como Hylotrupes bajulus, un Cerambycidae).

Viven en todo el mundo. El tamaño oscila entre 1,5 y 9 mm de longitud, el color del cuerpo suele ser pardo o negro y los ojos son grandes, muy separados entre sí. Los adultos tienen una vida corta y dejan sus huevos en cualquier tipo de grieta.
La carcoma está muy ligada al hombre, es muy escasa en la naturaleza y las larvas perforan la madera de muebles antiguos. La carcoma del pan también vive cercana al hombre y se alimenta de productos como el pan o el tabaco.

Anóbidos

Los más habituales que se encuentran en las casas son la carcoma común o de los muebles (Anobium punctatum) y el escarabajo del reloj de la muerte (Xestobium rufovillosum).
Los adultos tienen una longitud de 3-5 mm i son de color oscuro. Su aspecto es el de un escarabajo pequeño y volador.
Emergen de la madera desde el inicio de la primavera hasta finales de otoño.Durante el verano si las temperaturas son muy elevadas pueden pararse las emergencias que se reanudaran cuando las condiciones sean más favorables.

Pueden vivir de 3 a 4 semanas y se aparejan en el exterior de la madera y son buenos voladores, de manera que pueden infestar madera que esté muy lejos del lugar de emergencia.

Las hembras fecundadas ponen los huevos (unos 80) en rendijas o en los agujeros dejados por las generaciones anteriores, pero nunca sobre las superficies lisas de la madera. Pasadas 4 o 5 semanas los huevos eclosionan y salen las diminutas larvas (gusanos) que, a base de roer, se introducen dentro de la madera formando galerías que se van agrandando en la medida que lo hace la larva.

Dentro de la madera los insectos pasan entre 2 y 3 años. El desarrollo se ve favorecido por humedades de el aire elevadas y temperaturas moderadas (20-24ºC).
Al finalizar el desarrollo como gusano, la larva (que puede llegar a medir 6 mm de longitud) hace una pupa (capullo) de la cual sale el adulto, que emerge fuera de la madera dejando como rastro de su presencia el clásico agujero o, según el emplazamiento del agujero, una pequeña montaña de aserraduras.

rufovillosum, el escarabajo del reloj de la muerte puede aparejarse y realizar la puesta de huevos dentro de las galerías. La hembra pone los huevos (unos 50) en rendijas o en los agujeros dejados por las generaciones anteriores y el ciclo puede tardar de 5 a 10 años en completarse

Líctidos

En la Península Ibérica se encuentran dos especies que causan daños. Por una lado está la especie autóctona Lyctus linearis y por otro la tropical, Lyctus brunneus.
Los adultos tienen forma alargada, quedando claramente separadas la cabeza, tórax y abdomen, con una longitud de entre 3 y 5 mm. Son de color rojo oscuro.

Las hembras ponen los huevos en grupos de 2, 3 o 4 huevos hasta un total de 30-50 huevos. Las larvas salen pasadas dos o tres semanas y perforan las galerías en el sentido de la fibra de la madera, donde se acumulan unas aserraduras de la textura parecida a la de los polvos de talco.
Al finalizar su desarrollo las larvas pupan en las capas más superficiales de la madera y pasadas 3 semanas emergen los adultos, que son unos buenos voladores, haciendo unos agujeros de 1-2 mm de diámetro.


Todo este proceso puede realizarse en un año si bien, este periodo puede ser inferior en el caso de que las condiciones sean favorables, hecho que acelera la degradación de la madera debido a que la renovación generacional es muy rápida.

Cerambícidos

Son conocidos como escarabajos de antenas largas y el que causa los mayores desperfectos es Hylotrupes bajulus o carcoma de gran tamaño.

Es muy poco corriente ver al adulto, porque viven muy poco tiempo (15 días los machos y 8 las hembras), pero es un escarabajo volador de unos 20 mm de longitud con unas antenas muy largas.

Las hembras hacen la puesta en grupos de 2 a 8 huevos en las rendijas de la madera. Cada hembra puede poner de 140 a 200 huevos, que eclosionan pasadas unas 2 semanas.

Las larvas penetran en la madera, de la que se alimentan siguiendo normalmente las fibras de la madera. La duración del periodo larvario es de 3 a 4 años, en función de las condiciones ambientales y el tipo de madera, si bien puede ser mucho más largo, de hasta 12 años.

La pupa se forma cerca de la superficie y de ella sale el adulto dejando como señal unos agujeros ovalados de 7 a 10 mm de diámetro.

 Una de las cuatro etapas distintivas de la vida, las larvas hacen el mayor daño a la madera. Hacen túneles en la madera durante uno y dos años.
  Son plagas principalmente de patios de madera, pero también provocan daños considerables a mobiliario, equipos deportivos, suelos de parqué y ebanistería.

  No se las relaciona con una plaga de productos almacenados, pero sí que tiene relación con la madera.
  En su entorno natural, el insecto vive en la madera seca de distintas especies de árboles de madera dura en donde se ha establecido deterioros fúngicos.
  Dentro de los edificios, el insecto se da casi por completo en madera dura antigua, en particular grandes trozos de madera de roble.
  Las larvas hacen la mayoría del daño, ya que perforan la madera haciendo túneles durante entre cinco y diez años.

  Constituyen dos fuentes de infestación de edificios: la madera de las estructuras donde se puedan producir goteras y trozos de madera enterrados bajo los cimientos, caminos y zonas peatonales.

Termitas subterráneas



Los isópteros (Isoptera del griego isos, "igual" y pteron, "ala"; "alas iguales") son un orden de insectos neópteros, conocidos vulgarmente como termitas, termes, turiros o comejenes y también como hormigas blancas, por su semejanza superficial con las hormigas, con las que no están evolutivamente relacionadas ya que son himenópteros.

Su nombre científico se refiere al hecho que las termitas adultas presentan dos pares de alas de igual tamaño. Son un grupo de insectos sociales que construyen nidos (termiteros).

Las termitas se alimentan de la celulosa contenida en la madera y sus derivados, la que degradan gracias a la acción de los protozoos de su sistema digestivo, con los que viven en simbiosis. La mayor parte de las termitas son de climas tropicales o subtropicales, pero unas pocas viven en climas templados.
Se conocen unas 3.000 especies, seis de las cuales han sido introducidas desde otras regiones como plagas urbanas.

Muchas especies construyen colonias en forma de montículos y otras muchas son arbóreas o de vida subterránea. Las termitas que construyen montículos remueven grandes cantidades de tierra en los suelos duros y poco fértiles, con lo que contribuyen a la aparición de pequeñas plantas que pueden alcanzar el tamaño de arbustos y pequeños árboles.

Las termitas por sí mismas no son capaces de digerir la celulosa, pero pueden aprovechar sus nutrientes gracias a la degradación de celulosa que realizan protozoos que viven en simbiosis dentro del aparato digestivo de las obreras.

La alimentación del termitero se produce por trofalaxia, las termitas transportan el alimento en el estómago, y lo transmiten a otros individuos a través del conducto anal o de la boca. Las termitas tienen importancia económica como plaga en estructuras de madera, obras de arte y productos almacenados.


  •   Cuerpos blancos y anchos con cabeza marrón

  •   Las reinas pueden poner varios miles de huevos al día.

  •   Los nidos se construyen en la tierra y estas termitas dependen mucho de la tierra para la humedad.

  •   En su búsqueda de alimentos, las termitas subterráneas construyen tubos de barro porque son susceptibles de desecarse cuando se las expone al aire.


Termitas de la madera seca



Las termitas de la madera seca a diferencian de las termitas subterráneas de la madera húmeda por su capacidad de atacar la madera que es extremadamente seca; (5 a 6 por ciento de contenido de humedad).

Como resultado, el ataque de las termitas de la madera seca no están en contacto con la tierra y también están lejos de fuentes visibles de humedad.

Los daños en la madera por estos insectos, son largos túneles lisos que están libres de aserrín o de restos. Además, no hay variación de los ataques entre la madera de primavera y la madera de verano.

Las termitas de la madera seca limpian con frecuencia el nido masticando las superficies del túnel, golpeando y echando hacia fuera los restos, en el cual la madera infectada se acumulan abajo.

Aunque los túneles se resellan, la presencia de restos debajo de la abertura es una buena señal de ataque.

En general, los racimos de infecciones se encuentran en una área geográfica, y la prevención plantea una cierta dificultad.

Mientras una infección ocurre, el uso de la fumigación estructural se ha generalizado para ser eficaz. Afortunadamente, la termita de la madera seca se confina en una región geográfica relativamente pequeña.

  •  Larvas: 1 mm de largo, son translúcidas blancas.

  •   Soldados: de 5 mm, tórax y abdomen pálido con cabeza más oscura.

  •   Adultos: cuerpos hasta 7 mm, o 11 mm milímetros incluyendo las alas.

  •   Una vez que las hembras atraen a un macho, buscan un emplazamiento idóneo, por ejemplo una grieta en una viga y seca de madera y comienzan a excavar una cámara.

  •   No se aparean hasta que están sellados en su nido. El apareamiento ocurre durante toda la vida de la colonia.

  •   Las larvas se desarrollan en obreras, soldados o aladas.

  •   Amplían sus nidos comiendo a la madera en todas las direcciones. Con el tiempo dejan una pieza de madera de aspecto normal, pero sin embargo hueca.

  •   Se las detecta más frecuentemente por los excrementos que sale de la madre infestada.



Termitas de la madera húmeda


Las termitas de madera húmeda (Termopsidae) constituyen una pequeña y primitiva familia de termitas (Isotera). Existen alrededor de 4-5 géneros actuales con 13-20 especies vivas, pero se pueden dividir en varias subfamilias.


Pueden ser una molestia, pero en comparación, por ejemplo, con las termitas de madera seca (Kalotermitidae) por lo general no causan grandes daños a edificios y otras estructuras hechas por el hombre.

Como su nombre lo indica, les gusta comer madera que no se ha secado, tal vez incluso la que se encuentra en descomposición, y por consiguiente de poca utilidad para los seres humanos.

  • De 5 a 10 mm de longitud
  • De color marrón
  • 2 pares de patas largas y delgadas que son caducas
  • Las reinas principales pueden poner varios miles de huevos al día.
  • Las colinas pueden contener hasta varios millones de termitas.
  • Se trata de un enjambre autoorganizado que prefiere condiciones húmedas.
  • Este grupo de termitas se alimenta de madera en descomposición como viejas cepas de árbol, troncos en descomposición y trozos de madera enterrada. Una vez establecidas, se pueden pasar a estructuras sanas de maderas de los edificios.
MANTIX / Todos los Derechos Reservados
Hecho por
Regreso al contenido | Regreso al menu principal